Todos sabemos que los coches eléctricos se cargan como el teléfono móvil o el ordenador portátil. ¿Pero realmente sabemos cómo hay que cargar un coche eléctrico para optimizar su eficiencia y aumentar el ahorro?

Es posible que no sepas que hay varias velocidades de carga o que sale más rentable enchufarlo a determinadas horas del día o en determinados lugares. Si sigues leyendo estas líneas, descubrirás cómo sacarle el máximo partido posible a tu coche eléctrico.

Velocidad de carga

Los modos de carga siguen en constante evolución, pero actualmente se dividen en recarga lenta y recarga rápida. Esta última cuenta además con tres velocidades distintas: semirápida, rápida y ultra-rápida.

  • Recarga lenta: También conocida como carga vinculada, convencional o normal. Se trata de la más habitual del mercado, puede soportarla prácticamente cualquier vehículo y se puede realizar en la vivienda del propietario del vehículo. Esta opción puede llegar a potencias de carga máximo de 3.7 o 7.4 kW, dependiendo del conector que utilices.

Se trata de la opción más segura y la mejor para aprovechar al máximo la vida útil de las baterías. En caso de no tener acceso a electrolineras, los usuarios pueden instalar estos cargadores en el garaje de su casa y cargar el coche por la noche, por lo que termina siendo la opción más recomendada.

carga de un coche eléctrico

De hecho, la AEDIVE (Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico) recomienda esta velocidad de carga al ser la más cómoda y barata.

  • Recarga semirápida: La más frecuente en espacios públicos. La potencia de carga es superior a los 7.4 kW, oscilando habitualmente entre 11 y 22 kW, y es necesario la instalación de punto fijo de recarga que, unido a su elevada potencia, genera un gran aumento en los costes para el usuario.
  • Recarga rápida: Se encuentran dentro de esta categoría los cargadores que alcanzan potencias de 43 kW – 50 kW. Se diseñaron pensando en las estaciones exteriores de uso público y son ideales para trayectos largos o momentos en los que el conductor no disponga de mucho tiempo para la recarga, ya que puede completarse en 30 minutos. Sin embargo, cuenta con algunos inconvenientes como el posible daño que puede ocasionar a la batería si se utiliza este sistema para la carga diaria o el mayor coste que tiene respecto a la carga lenta.
  • Recarga ultra-rápida: La mayoría de electrolineras de carretera poseen este tipo de carga. El principal motivo es que los usuarios necesitan reducir el tiempo de espera mientras se recarga su vehículo durante los trayectos largos. De esta forma, podemos encontrar cargadores que oscilan entre los 80 kW y los 150 kW de potencia en corriente continua.

Cómo ahorrar

Cárgalo por la noche. Aprovecha el horario nocturno para cargar tu coche eléctrico y lograrás un gran ahorro. Ese sería el resumen, pero hay más, aquí os dejamos unos cuántos consejos para aprovechar al máximo la batería de tu coche eléctrico:

  • Planificación: Prepara tu viaje y vigila al máximo el tráfico. A veces puede ser una mejor opción conducir por una ruta alternativa o a una determinada hora del día.
  • Ruedas: Comprueba la presión. Es necesario que sea la mejor posible para que la rodadura sea la adecuada y tu conducción sea lo más eficiente posible.
  • Utiliza el modo ECO: Todos los coches eléctricos lo tienen, utilízalo. Te permitirá llegar a un ahorro del 15% en electricidad, sobre todo si lo empleas en trayectos largos.

Los coches eléctricos gastan un cuarto de la energía que necesitan los de combustión para recorrer 100 km. Por si esto fuera poco, cuentan con un sistema de frenada regenerativa que aprovecha la energía cinética para recuperar batería.

Además, el coche eléctrico suele tener solo un 10% de las piezas mecánicas de las que cuenta un coche de combustión. Esto supone una mayor sencillez y eficiencia en el montaje, con la consecuente reducción de visitas al taller y un descenso de las reparaciones necesarias a lo largo de la vida del vehículo.

coche eléctrico recargando batería

Plan Vehículo Eléctrico de Iberdrola

Este plan de eficiencia energética está diseñado para ofrecer un precio de carga más barato de lo normal a unas horas específicas del día. Entre la 1.00 y las 7:00 de la mañana podremos pagaremos solo 5 céntimos por cada 10 kilómetros de recarga, siendo además una energía 100% renovable certificada por Iberdrola.

En Leioa Berri Mobility estamos encantados de ayudarte en cualquier cuestión relacionada con los vehículos eléctricos. ¡Te esperamos!